Propuesta para el salario mínimo del año 2021 del grupo parlamentario liberal-socialdemócrata

En declaraciones recientes el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, expresó una vez más que “el salario mínimo es ridículamente alto”.

El Gobierno nacional intentó en su primer año de ejercicio extender el IVA a la canasta familiar. Carrasquilla aseguraría que lo intentarán de nuevo en 2021.

En la discusión del subsidio a la nómina en el Congreso, el Ministro de Hacienda se opuso a la iniciativa que presentaron miembros del grupo parlamentario Liberal-Socialdemócrata de cobijar con el Programa de Apoyo al Empleo Formal, PAEF, a las empresas más golpeadas por la crisis y en particular a las pequeñas y microempresas del país. En Colombia hay 1.690.000 empresas formales (2019).

El PAEF 1 llegó a 134 mil empresas y el PAEF 2 no alcanzará más de 250 mil empresas. Su reglamentación impide llegar a más empresas. El 50 % del SMLV que se anuncia en verdad es el 25 % con prestaciones sociales. Colombia tiene la tasa de desempleo más alta de América Latina.

El apoyo a los hogares durante esta crisis fue muy insuficiente. Los responsables del gobierno consideran que una familia colombiana puede vivir con los 160 mil pesos mensuales que constituyen el llamado ingreso solidario. Nunca se implementó un subsidio al desempleo.

No existe una política económica que proteja la producción y el empleo de los colombianos. Es por ella que Carrasquilla sigue obstinado en la idea de que la mejor política industrial consiste en no tener política industrial. Lo cual equivale a promover una economía de importaciones masivas, perjudicando el empleo de los colombianos.

La situación que enfrentan las microempresas es muy difícil:

  • -El 80 % de las empresas venden en promedio el 30% de lo que vendían antes de la pandemia
  • -El 50 % de las MyPimes va a reducir su nómina a partir de enero de 2021
  • -El 40 % de las micro y pequeñas empresas piensan que no podrán subsistir en el primer semestre de 2021

Para responder a la profundidad de esta crisis, el ministro ha propuesto dos reformas para el 2021 que afectan exclusivamente al trabajador:

  1. Flexibilizar el contrato de trabajo para reemplazarlo por una modalidad por horas y a destajo.
  2. Aprobar una reforma tributaria en el 2021 que extienda el cobro del impuesto de renta a los  salarios más bajos y que cobre el IVA a la canasta familiar con la promesa de devolverlo más adelante a los más pobres.

Anticipándose a esta realidad, el partido de gobierno ha vendido a la opinión pública el bálsamo de la reducción de las horas de la semana laboral. ¿Qué sentido tiene reducir las horas de la semana laboral si la propuesta de reforma laboral del gobierno consiste en precarizar el contrato laboral reemplazándolo por uno a destajo y por horas?

Dadas estas circunstancias, el grupo parlamentario liberal-socialdemócrata presenta al Gobierno nacional, a las centrales obreras, a los gremios y a opinión pública, las siguientes propuestas de alza del salario mínimo:

  • Extender el subsidio a la nómina (PAEF) seis meses más y sobre todo hacerlo extensivo a todas las micros y pequeñas empresas del país que fueron injustamente excluidas de esta ayuda. En diciembre terminan los alivios del sector financiero, lo cual indica que se puede avecinar una crisis de deuda en muchas empresas con efecto de socavar las expectativas de recuperación de la economía y del empleo.
  • Proponemos por primera vez en la historia del país un salario mínimo diferenciado:

*Para las micros y pequeñas empresas – una vez se les haga extensivo el PAEF – proponemos un aumento de 5 %.

*Para las medianas y grandes empresas proponemos un aumento de 7 %.

Creemos que debido a las difíciles circunstancias económicas del país y en particular los retos que enfrentan las pequeñas y medianas empresas, el gobierno nacional debe acudir a nuevas fuentes de financiación como la eliminación de exenciones tributarias perniciosas a fin de obtener recursos para apoyar el sector productivo y aliviar la situación de los desempleados. 

Recordemos que los descuentos tributarios en materia de renta pasaron en 2018 de 1.477 billones de pesos a 4,99 billones y las rentas exentas llegaron a 10.472 billones según cifras de la DIAN.

Se hace necesario que el Gobierno nacional exija de la  banca comercial la flexibilización de las líneas de crédito para la micro y pequeña empresa, lo cual se puede fomentar el respaldo de los recursos de Bancoldex y con el otorgamiento de una garantía del 100 % del Fondo Nacional de Garantías, FNG, para créditos Bancoldex de la micro y pequeña empresa.

Comparte en tus Redes

Deja una respuesta

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: