Presidente de Colombia decreta “virtual muerte” de la reforma política

Los miembros de la bancada del Pacto Histórico solicitan al presidente Gustavo Petro archivar el proyecto y elaborar una nueva propuesta ante la falta de voluntad política y las disposiciones problemáticas en la reforma política actual.

0
285
Foto: Agencia de Periodismo Investigativo

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, acaba de decretar la “virtual muerte” del polémico proyecto de reforma política que su gobierno presentó.

El mandatario argumentó que la reforma no incluye temas progresistas y no contribuiría al avance en la calidad de la política, ya que no incluye listas cerradas y cremalleras que permitan la igualdad de curules para hombres y mujeres y no establece la financiación estatal de las campañas.

El anuncio de Petro se produce después de que los miembros de la bancada del Pacto Histórico, el movimiento con el que el mandatario llegó a la Presidencia, publicaron un comunicado en el que le pidieron al jefe de Estado que archive la reforma política que se está tramitando en el Congreso.

En el texto, la bancada del Pacto Histórico argumenta que, durante el trámite de la reforma política, que viene desde el año pasado, se han introducido «micos» que han demostrado la falta de voluntad política de algunas bancadas para modificar las reglas de juego.

Además, señalan que la reforma política tiene disposiciones problemáticas que permitirían la perpetuación de la clase política y politiquera y no detendrían la corrupción. En particular, se oponen a la puerta giratoria que permitiría a los congresistas ser ministros y volver a ocupar la curul durante el período legislativo, así como a la conformación de listas cerradas sin paridad, alternancia y universalidad.

La bancada del Pacto Histórico afirmó que, aunque hay cosas positivas en la ponencia, tienen la responsabilidad de legislar “para las personas” y no pueden apoyar una reforma política que promueva y permita la corrupción en lugar de detenerla. Por lo tanto, pidieron a Petro y al Gobierno Nacional que archiven el proyecto para poder elaborar una nueva propuesta.

La reforma política ha sido objeto de controversia en Colombia, y ha sido criticada por algunos sectores políticos y de la sociedad civil por considerarla insuficiente para abordar los problemas de corrupción y falta de transparencia en el sistema político del país. La decisión de Petro de decretar la “virtual muerte” del proyecto significa que la reforma probablemente no se aprobará en su forma actual, lo que podría dar lugar a una reevaluación del proceso legislativo y a la presentación de una nueva propuesta de reforma política en el futuro.