viernes, septiembre 17, 2021
Camaleónica
1200x300 CARDER 1 SEPTIEMBRE (Banners 40 años)
EAP_AvisoBanner_AreaPolitica
previous arrow
next arrow
Inicio Risaralda ¡Sin Anestesia! Capítulo 12

¡Sin Anestesia! Capítulo 12

Noviembre 2 de 2020 / Alianza de medios TCM Noticias y Área Política

Karen Zape… es desarrollo social, no solo político

La semana pasada la secretaria de Desarrollo Social y Político de Dosquebradas, Karen Zape, fue protagonista de primer orden y no precisamente por su labor al frente de este despacho, uno de los más importantes de la administración municipal.

Ella, junto al secretario de Deportes Mario Angee y otras funcionarias de Desarrollo Social, hicieron presencia en un auto-concierto en tiempos de pandemia, sin guardar el más mínimo distanciamiento social, sin usar tapabocas y sin dar el ejemplo que se requiere de parte de funcionarios públicos en la actual situación.

Sin embargo, las críticas para Zape, más allá de la rumba en la que estuvo, van encaminadas a su labor en la Secretaría de Desarrollo Social y Político. Estas críticas vienen de parte de líderes comunitarios y ciudadanos del común quienes señalan en diversos medios y espacios, que Zape les hace el feo y no los atiende.

Señalan quienes critican a Zape que por la pandemia no puede atender a los ciudadanos pero sí puede asistir a conciertos.

Karen Zape, secretaria de Desarrollo Social y Político de Dosquebradas (derecha en la foto).

Dicen quienes han intentado hablar con la funcionaria para hacer alguna solicitud para las comunidades, ella les dice que no puede atenderlos, incluso sugieren que les estaría haciendo “el feo” por cómo van vestidos, en ropa de trabajo o la única que los acompaña debido a su situación.

Hay muchos líderes inconformes, consideran que Zape no está haciendo su labor, que incluye la parte social; pero parece que a ella solo le estaría interesando la parte política y no es gratis que se haya puesto a sonar su nombre desde ya como candidata a la Alcaldía de Dosquebradas para el 2023.

Comerciantes también señalan que no están recibiendo la atención necesaria, no se estarían canalizando ni las quejas ni los requerimientos de la comunidad y esto va en detrimento de la administración de Diego Ramos.

¿Qué pensará de esto el representante a la Cámara Juan Carlos Rivera Peña, quien considera a Karen Zape como su hija?

¿Álvaro Arias frenado?

Se le ha notado diezmada la presencia al secretario de Gobierno, Álvaro Arias en los medios de comunicación, después de que fuera uno de los de mayor presencia no solo por el cargo que ostenta, también por la situación en la ciudad por las constantes medidas para hacerle frente al Covid-19 y porque es partidario de que las cosas que se hacen son para comunicar.

La de Arias es una de las secretaría que incluso por encima de la de Gobierno del Departamento, podemos decir, venía teniendo asertividad en las comunicaciones.

Pero desde hace algunos días eso ha venido cambiando, la presencia del funcionario en los medios ha sido reducida e incluso ya hay quejas por parte de algunos colegas que señalan que Arias ya no contesta o no puede contestar si no es bajo una coordinación a través de la oficina de comunicaciones.

Álvaro Arias, secretario de Gobierno de Pereira.

El propio Arias ha señalado que los medios ahora deben comunicarse con una persona encargada de las comunicaciones en Secretaría de Gobierno y al consultar a ese profesional, la respuesta no es la más acertada, señalando que no tiene comunicación constante con el funcionario.

Lo que debe convertirse en un puente ahora parece ser se está convirtiendo en un derrumbe peor que el de la variante La Romelia-El Pollo.

Ahora bien, ¿cuál será la directriz de fondo para que ahora Álvaro Arias ya no pueda contestar como antes los requerimientos de esta importante Secretaría?

¿Será acaso bajarle la temperatura a la proyección que estaba teniendo Arias, del Partido Conservador y por ende futuras proyecciones o aspiraciones políticas?

Ahí dejamos la inquietud…

Funcionarios “chupasangre”

Siempre las críticas van encaminadas a los alcaldes, gobernadores, concejales, diputados, congresistas, secretarios de despacho y otros protagonistas que son visibles en lo público.

Pero en esta ocasión queremos hacer alusión a los funcionarios “chupasangre”, que no son otros que esos que llevan años y años en lo público y se acostumbran a no hacer nada, perjudicando a las administraciones municipales y en el caso de Risaralda, a la departamental.

Hay mandos medios y mandos básicos que en muchas ocasiones dependen de cuotas burocráticas, son fichas puestas por los partidos o los políticos; razón por la cual hay funcionarios que creen que solo deben responderle a ese dirigente o a ese partido político y no se esmeran por hacer el trabajo para la administración y sobre todo, para la comunidad.

Normalmente el funcionario público solicita a su padrino político que el contrato sea solo por medio tiempo para ir a hacer las labores que deba hacer en la administración a regañadientes y el otro medio tiempo para hacer el trabajo político que le corresponde.

Incluso hay quienes son puestos en diversos cargos y no tienen conocimiento de lo público y lo peor, no se les ve el ánimo de aprender, solo están allí por una cuota burocrática.

Esto desencadena en un detrimento de la labor pública que tiene como resultado por ejemplo, que se venzan términos para responder derechos de petición, se dedican a hacer corte y pegue de documentos.

Son funcionarios a los que no les importa que un ciudadano con esfuerzo llegue a su dependencia a solicitar algún documento, lo ponen a esperar, le “maman gallo” como se dice y sin el más mínimo de pena le responde que no han tenido tiempo para realizar el documento requerido.

De estos funcionarios que describimos acá sobran en las alcaldías y en la Gobernación, es preocupante sobre todo lo que viene ocurriendo en la Gobernación de Risaralda con esta situación, donde si incluso usted no va con la orden del político padrino del funcionario, no le hacen “el favor” en el menor tiempo posible.

Bien lo decía un excongresista de Risaralda: “el mal profesional siempre querrá ser ubicado en el sector público”.

Aunque esto no es una ley, sí es preocupante que las administraciones anden a media marcha por culpa de funcionarios “chupasangre”.

Most Popular

Recent Comments

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: